El niño de 2 a 3 años

Los 2 y 3 años del niño se conocen como "la edad del no". En esta etapa, tu hijo tendrá muchas rabietas. Las dos grandes metas de esta etapa:  hablar cada vez mejor y aprender a  controlar los esfínteres

dormir con los padres

Cómo lograr que tu hijo duerma en su cama

Desde hace algún tiempo vuestro hijo os pide constantemente dormir con vosotros. Algunos padres no ven inconveniente pero a otros, no les agrada. Solucionar este pequeño problema requiere tiempo y habilidad.

 
Madre e hija

6 formas de ayudar a tu hijo a hablar

Tu hijo está aprendiendo a hablar. Y en ese aprendizaje, la ayuda de sus padres es fundamental. Te contamos cómo puedes estimular su lenguaje a través de juegos, canciones, libros...

 
Dejar el biberón

Buenos motivos para dejar el biberón

Hay niños que, a pesar de saber beber en vaso, no son capaces de desprenderse del biberón. ¿Comodidad, dependencia, tranquilidad…? El motivo no siempre es el mismo, pero en muchas ocasiones nuestra actitud no ayuda a lograrlo.

 
rabietas

No hagas de sus rabietas un problema

Todos los niños las sufren –más bien, las hacen sufrir– durante alguna temporada. Que se conviertan en un problema depende mucho de tu forma de reaccionar ante ellas.

 
niño pegando a madre

El niño "pegón"

Algunos padres no salen de su asombro cuando su hijo les lanza una patada o un manotazo cuando se enfada. Si es tu caso, cuidado; es una actitud que debes detener.

 
Pataleta

La edad del “no”

Entre los dos y los cuatro años, los niños viven la llamada “edad del no”, necesaria para su maduración, pero un tanto desesperante para los padres. Aprende a sobrellevarla.

 
niño con mamá

Poesías cortas para aprender a pronunciar

Los niños pequeños encuentran dificultades en pronunciar ciertos fonemas. Con el tiempo, los defectos de pronunciación se suelen corregir pero puedes ayudarles enseñándoles ciertas retahílas.

 
niño dormido

El niño que se balancea o se golpea al dormir

Muchos niños pequeños adoptan pequeñas manías para conciliar el sueño. A veces, estos hábitos de adormecimiento resultan muy llamativos pero no deben preocupar.

 
niño durmiendo

El paso de la cuna a la cama

Entre los 2 y los 3 años, el niño pasará a dormir en una cama sin barrotes. Toma nota de los pasos a seguir para que su recién estrenada libertad no se convierta en una complicación para su descanso. 

 
dedos en boca

El niño que se chupa el dedo

El reflejo de succión es innato en los bebés. Por eso, llevarse el dedo a la boca es un hábito normal, que no afectará a su salud, salvo que se convierta en una fijación o se mantenga durante mucho tiempo.

 
Niño con las manos pintadas

10 juegos para reconocer y hacer colores

Nombrar la gran variedad de colores que percibimos no es tarea fácil, pero con juegos sencillos y un poco de constancia tu hijo reconocerá pronto todo el arco iris ¡y más!

 
5 cosas que no debes hacer cuando tiene rabietas

5 cosas que no debes hacer si tu hijo tiene una rabieta

Las rabietas son pequeñas crisis de pérdida de control muy frecuentes entre 2 y 4 años. Que se conviertan o no en una estrategia del niño para obtener siempre lo que desea depende de cómo reaccionamos ante ellas. No caigas en errores gruesos como los 5 que siguen.

 
Niño con perrito

El niño con miedo a los animales

Para muchos niños, los animales son sus compañeros, sus amigos y, en muchas ocasiones, sus protectores. Otros pequeños, sin embargo, pasan su infancia atemorizados por los bichos que pueden aparecer en cualquier esquina.

 
Juegos de equilibrio y concentración

Juegos de equilibrio y concentración para niños de 2 a 3 años

A los niños les encantan los retos, y eso desde muy pequeños. Estos juegos obligan a prestar atención y ejercitan el equilibrio y la coordinación. Son divertidos, se organizan en un tris y no necesitarás nada que no tengas ya en casa. 

 
10 trucos para los despertares nocturnos

10 trucos para controlar los despertares nocturnos del niño pequeño

Con frecuencia los niños en edad preescolar se despiertan varias veces por la noche. No les pasa nada grave, es incluso algo normal en su desarrollo. Pero si no han aprendido a volverse a dormir solitos, el descanso de los padres se complicará. Estos trucos te pueden ayudar a resolver sus despertares nocturnos.

 



Volver a Educación de los hijos, aprender a leer y escribir