2 recetas caseras de masa para modelar

Manos en la pasta

Estas dos recetas de pasta de moldear se hacen con ingredientes que seguramente ya tienes en casa. Con ella, se realizan objetos que se pueden decorar, barnizar y guardar. 

 
niña arcilla

Con estas masas, tu hijo podrá moldear objetos variados y esculturas. Una vez endurecidas, las piezas se pueden pintar. El barniz les dará un mejor acabado y mejorará su conservación.

Pasta de sal

Necesitas: 2 vasos de sal, 2 tercios de vaso de agua, un cazo, un vaso de harina, medio vaso de agua fría. 

Pon agua y sal en un cazo y caliéntalo removiendo durante 4-5 minutos. Retira del fuego y añade la harina y el agua fría. Remueve hasta que quede una mezcla suave. Ponlo de nuevo al fuego y cuécelo hasta que espese. Deja enfriar la pasta. Ya la puedes trabajar. Déjala secar y decórala con pintura, rotuladores, purpurina... Guarda la pasta que no has usado en una bolsa de plástico hermética.

Pasta de pan

Necesitas: 6 rebanadas de pan blanco sin corteza, 6 cucharadas de cola blanca, media cucharadita de detergente o 2 cucharaditas de glicerina, colorante alimenticio.

Amasa el pan con la cola y el detergente o glicerina hasta que la mezcla no quede pegajosa. Divide en porciones y tiñe la pasta con colorante alimenticio. Deja que tu hijo la moldee. Para que tenga un aspecto suave, usa un pincel y cúbrela con partes iguales de cola y agua. Deja secar toda la noche. Usa pintura acrílica o esmalte de uñas transparente para sellarla y conservarla.

 

Magda Campos