El niño de 3 a 4 años

Entre los 3 y 4 años, la imaginación del niño se dispara y con ella, su gusto por los cuentos y los juegos de imitación. Pero el mundo de fantasía en el que vive le lleva a pasar  miedo y a sufrir  pesadillas. Se vuelve cada vez más curioso de todo. Su palabra favorita "¿Y por qué?".

Tartamudez

Qué hacer si el niño tartamudea

Repetir sílabas, alargar el sonido de las vocales o tener dificuldad para articular ciertas palabras son síntomas típicos de la tartamudez, un mal que afecta a muchos niños pero que se corrige con facilidad.

 
Madre e hija leyendo

Por qué mi hijo siempre quiere leer el mismo cuento

Noche tras noche se repite la misma historia. Por mucho que tú te empeñes en abrir un nuevo cuento, tu hijo vuelve a pedirte el que leísteis la noche anterior. ¿Es normal? ¡Claro! De hecho tiene muchos beneficios sobre la capacidad intelectual de tu pequeño.

 
morderse las uñas

Cómo quitar al niño la manía de morderse las uñas

Alrededor de los tres o cuatro años, algunos niños empiezan a morderse las uñas, una costumbre que conviene eliminar antes de que se vuelva rutinaria.

 
autoestima

10 claves para fomentar en el niño una buena autoestima

Ayúdale, ahora que es pequeño, a sentirse bien consigo mismo, a hacer amistades y a aceptar cambios. Con una autoestima positiva se sentirá más satisfecho consigo mismo y más feliz.

 
Pesadillas

Los niños y las pesadillas

Las pesadillas son sueños muy perturbadores.  El niño se despierta asustado y puede que incluso gritando. Aunque la emoción más común de las pesadillas es el miedo, sabemos que también puede sentirse angustia o sentir pena.

 
Niños con tics

Los tics en la infancia

Tu hijo tiene un tic y ya no sabes qué hacer para controlarlo. El niño nervioso, el hiperactivo o el que se siente angustiado puede intentar controlar la situación con estas conductos compulsivas. Los tics son bastante frecuentes en torno a los 3 años. Es importante saber actuar para que no se prolonguen.

 
Papitits

El niño tiene 'papitis'

Hasta los tres años, la madre suele ser el centro de todos los mimos de los hijos. A partir de este momento es frecuente que los ojos se vuelvan hacia papá, el nuevo ídolo de sus pequeños.

 
Juegos de verano

De 3 a 5 años: juegos de verano para preparar el cole

El verano es el momento del año perfecto para jugar con los niños y prepararles a los aprendizajes del cole: leer, escribir, hacer deporte...

 
Niño enfadado

¿Cómo educar a un desobediente?

Si ya has probado todos los tipos de castigo posibles y aún así tu hijo ignora todas las amenazas y retiradas de privilegios, necesitas cambiar de estrategia para lograr que se porte bien. Es importante "educarles en la realidad". Descubre en qué consiste.

 
manías

El niño con manías

Unos obligan a mamá a cortar las etiquetas porque “les pica”. Otros no pueden dormir sin que esté entreabierta la puerta “hasta esta rayita”. ¿Por qué son tan maniáticos los niños?

 
pañal

El control de esfínteres y la vuelta al cole

Tu hijo llega al cole de mayores sin haber conseguido el control de esfínteres. ¿Afectará esto a su adaptación? ¿Cuándo lo superará?

 
niño con cometo

A los 3 años, el niño no para quieto

En cuanto te descuidas, se pone a saltar en los sillones, a trepar a las mesitas, a correr por toda la casa... Está en una fase de su desarrollo que le empuja a investigar su entorno y a sacar fuera su enorme energía.

 
5 juegos para los 5 sentidos de un niño de 3 años

5 juegos para los 5 sentidos de un niño de 3 años

Inspirados en el método Montessori que otorga mucha importancia al desarrollo sensorial del niño, estos 5 juegos le ayudarán a fijarse en los sonidos, sabores, olores y formas que le rodean. Disfrutando, añadirá conocimientos y palabras nuevas a su incipiente vocabulario.

 
Tumbado en el campo

El niño que se inventa un amigo imaginario

Son personas, animales o cosas. Y aunque solo existan en su imaginación, durante un tiempo serán los mejores amigos de tu hijo. Sus amigos imaginarios.

 
niña dormida

Hasta los 4 años, siesta

Los expertos advierten de que la siesta debería considerarse sagrada hasta los 4 años pues se trata de una necesidad fisiológica tan importante como el sueño nocturno.

 



Volver a Educación de los hijos, aprender a leer y escribir